Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 marzo 2013 2 12 /03 /marzo /2013 17:20
     

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa perfecto ya existió. Fue Jesucristo. Él es el modelo que debe intentar imitar no sólo aquel que lleva sobre sus hombros la carga y la responsabilidad de ser su vicario en la tierra, sino todo bautizado.

Para ser como Él, aquel al que elija esta semana el colegio cardenalicio, deberá ser ante todo alguien que luche con todas sus fuerzas por ser santo. Esa santidad no supondrá –en el caso de un hombre- la perfección absoluta, pues esa sólo la tiene Dios; pero sí implicará un honesto y tenaz esfuerzo por imitar al Santo entre los Santos, Cristo. En segundo lugar, tendrá que parecerse al Señor en su capacidad de ser un buen pastor, es decir en su empeño por defender a las ovejas del ataque de los lobos –y se las defiende, por ejemplo, manteniendo íntegro el mensaje de la fe y de la moral que la Iglesia ha custodiado con gran esfuerzo durante casi dos mil años-; este buen pastor deberá también estar dispuesto a cargar sobre sus hombros a las ovejas heridas por las luchas de la vida, haciendo todo lo posible por curarlas, tratándolas con misericordia, como corresponde al representante en la tierra del Dios que es la Divina Misericordia. Deberá además salir en busca de la oveja perdida, tanto de aquella que aún mantiene la fe pero ya no la practica, como de la que se alejó definitivamente de la casa del Padre; no deberá olvidar tampoco a esas otras ovejas que andan sin pastor, errantes, en parte porque nunca han oído hablar de Cristo. Naturalmente, este Papa tendrá que ser también un hombre de gobierno, capaz de tomar decisiones que puedan parecer impopulares a los medios de comunicación, pero que sean coherentes con la doctrina del Divino Maestro. Y si, además, es experto en Teología y sabe comunicar lo que lleva en su mente y en su corazón, podríamos afirmar que la elección que hayan hecho los cardenales ha sido la perfecta.

Nosotros aún no conocemos quién será, cómo se llamará, de qué país vendrá o cual será el color de su piel. No lo saben ni siquiera los cardenales que lo elegirán. Pero hay alguien que sí lo sabe: el Espíritu Santo. Él lo llamó por su nombre hace años y lo ha preparado para este momento. El Papa perfecto, después de Cristo, ya está entre nosotros. Falta poco para conocerlo.

Compartir este post

Repost 0
Published by Angel de Dios
Comenta este artículo

Comentarios

4life

Sin título

Conoe una nueva forma de vivir con salud

una nueva forma de ayudar a las personas que conoces

Una nueva forma de hacer negocio

haz clic en la imagen de 4life

Suplemento

VISITA NUESTRA TIENDA VIRTUAL

Descuento 

Baja material gratuito para practicar tu ingles haciendo clics en las imagenes

link             effortless11      

CDs 

Tiempo limitado

Lista De Artículos